Ayer

 

En el año 1846, Domingo Mariani, oriundo de Córcega, reconoce las particularidades de las montañas de Yauco y funda La Hacienda Santa Clara. Desde La Hacienda elabora café que le dará la vuelta al mundo situando el café de Puerto Rico junto a los mejores a nivel internacional.

En esos tiempos se sembraba sombra para cobijar el cafetal. Principalmente se usaban los árboles de guaba, guamá, palo de pollo y guaraguao; éstas eran las cuatro sombras de Santa Clara.

A mediados del siglo pasado Santa Clara cerró sus puertas como tantas haciendas cafetaleras de Puerto Rico. Luego de un período de reposo de 50 años, con el afán de rescatar las mejores tradiciones agrícolas, un joven descendiente de Don Domingo nos trae el café Cuatro Sombras de Yauco, Puerto Rico.